Big Flamingo: motel con secretos podridos

Por David J. Rocha Cortez

Cierra el VI Festival de Teatro Hispanosalvadoreño con la obra Big Flamingo del grupo mexicano NUNA Teatro Contemporáneo, y dramaturgia del salvadoreño Napoleón Alfaro. El texto fue producido para el segundo Ciclo de Historias de Motel para Dramaturgias de Paso. Ciclo concursable promovido por Foro Shakespeare A.C. a través de Shakespeare & Cía., con el apoyo del programa México en Escena Grupos Artísticos y el Sistema de Apoyos para la Creación y Proyectos Culturales (SACPC).

Esta premisa ya nos ubica en la historia: dos hermanos se reúnen en el cuarto de un motel, el Big Flamingo, para convocar al espíritu de su padre con la ayuda de una médium. A partir de esta situación los personajes van desencadenando una historia llena de momentos cómicos hilarantes y de pasajes oscuros que develan secretos de la historia familiar. La dramaturgia de Alfaro es una ferviente heredera de la escuela Didascalia, único espacio permanente de formación para dramaturgos en El Salvador y la región centroamericana, liderada por la dramaturga salvadoreña Jorgelina Cerritos y su grupo Los del Quinto Piso. En el texto de este espectáculo se puede ver un muy buen uso de elementos técnicos como la dosificación de la información, el secreto o los no dichos, la familia como elemento estructurante y desde donde se enuncia y denuncia, la espacialidad absurda que lleva a los personajes por otros entresijos. Todo esto abona a la construcción cómica sobre el escenario. Sin embargo, la historia llega a un momento en el que se desvía por los cauces del melodrama para denunciar el abuso sexual dentro de la familia.

Faviola Llamas, directora de la obra, nos propone una puesta en escena donde la farsa y el absurdo rozan con lo ridículo, y muchas veces con los detonantes cómicos facilistas, para meternos en la divertida historia que en un determinado momento nos invita a romper con los pactos patriarcales y los silencios ante los abusos. La escena se vale de una escenografía realista que divide un cuarto de motel en tres espacios: un baño, una cama y una TV. Esto es decidor de la puesta en escena porque veo guiños al mundo cinematográfico y a la comedia comercial. También la escenografía funciona como puente entre los personajes y el público ya que permite que nosotros, desde las butacas, seamos partícipes de los momentos en solitario de los personajes (generalmente realizados en el baño). En estos momentos los personajes se revelan tal cual son y comprendemos, por ejemplo, el timo de la médium o la relación tensa entre los hermanos con otros miembros de la familia que nunca aparecen. Esto hace que el enredo y el engaño como elementos estructurantes se evidencien ante nosotros y propicia que el efecto cómico se acentúe.

Las actuaciones del elenco se construyen a partir de los contrapesos. Los tres intérpretes están en registros distintos que se equilibran en el escenario. Esto es un gran punto a favor de la obra pues sobre ellos recae el peso dramático. Sin embargo, los tres muestran guiños a ese mundo cinematográfico esbozado por la puesta en escena. Los hermanos hacen guiño al mundo fresa, a los whitexicans, mientras que la médium se construye con guiños al mundo del pobre, del artista, etc. La médium sobresale en escena dada la marcada exageración en sus movimientos, exageración que nos recuerda a las comedias ochenteras de espíritus. Esto es un arma de doble filo puesto que el uso exagerado del cuerpo es un elemento que lleva fácilmente al efecto cómico y se deja por un lado la capacidad reflexiva de la comedia.

La obra tiene un ritmo que nos mantiene a la expectativa. Las acciones están hilvanadas de tal forma que todo se compenetra y forma una puesta en escena sólida. Tanto las actuaciones, el texto, como el diseño de luces marcan puntos de inflexión que nos mantienen al tanto de lo que va a pasar. Al inicio creemos saber por donde va la historia pero en diferentes ocasiones toma otros rumbos. El efecto sorpresa junto a la dosificación de la información son los elementos vitales de toda la obra.

Aunque aparentemente el espectáculo tenga guiños a la comedia ligera y a ciertos recursos manidos del cine, tiene un trasfondo político que se nos deja caer como balde de agua. Los dos hermanos han llegado al cuarto del motel para contactar a su padre muerto. La hermana mayor se ha alejado de la familia y no saben las razones. La falsa médium resulta exitosa y el padre se desdobla. Los hermanos piden explicaciones y descubren un terrible secreto de abusos y silencios. Un secreto que se va pudriendo a los hermanos. A través de la comedia se nos prepara para recibir ese secreto que nos deja boquiabiertos y nos sacude. La obra que empieza con un aparente caos y con los conflictos ya lanzados, logra reconstruir el equilibrio del mundo de los personajes. Al menos la necesidad de saber razones queda saciada. Ahora nos toca a nosotros reestablecer ciertas inquietudes propuestas desde el escenario.

El VI Festival Hispanosalvadoreño posibilitó que nos encontráramos con diversas propuestas escénicas surgidas de distintos entornos. Este año la muestra nacional permitió darnos cuenta del quehacer de una generación de noveles dramaturgos que esperamos tengan un largo camino por recorrer. Big Flamingo forma parte de la producción de esta nueva generación. Generación que está llegando a otras latitudes y que demuestra que el teatro es una gran nación sin fronteras y abierta a los diálogos. Por ahora, nos quedamos con reflexiones y recuerdos, asentando las experiencias que vivimos como audiencias.

El CCESV/lab es un espacio virtual de pensamiento, creación e innovación del Centro Cultural de España en El Salvador.

Este espacio nace como una extensión natural de nuestro trabajo de promoción y fortalecimiento de la cultura y está concebido como un espacio de encuentro, diálogo y debate, para fortalecer la investigación, el análisis y el pensamiento crítico.

El CCEVS/lab se plantea como un lugar de creación de redes y de nodos de encuentro entre los agentes culturales de El Salvador, España e Iberoamérica, siempre para posicionar la Cultura, en su dimensión vinculada al desarrollo, como un aspecto esencial y un bien común necesario de nuestra sociedad para poder imaginar y proyectar un mundo futuro más justo, igualitario y sostenible.

Web hecha con ♥ por Nodo Común

El Centro Cultural de España en El Salvador (CCESV) abre sus puertas al público en 1998. Desde entonces se ha convertido en uno de los referentes de la cultura, del arte, del desarrollo y la libertad de expresión en San Salvador. Es, además, un importante agente cultural para el intercambio y el diálogo a nivel centroamericano e iberoamericano, ofreciendo alternativas para luchar contra las desigualdades y a favor de la identidad, la memoria y la diversidad.

Desde 2001 se buscó la descentralización de actividades, efectuando exposiciones, conciertos y teatro en otras ciudades del país. Ese mismo año se realizó la ampliación del Centro con obras de adecuación y construcción de una segunda planta.

Situado en la Colonia San Benito en San Salvador, el CCESV dispone de un espacio de una sala multiusos para exposiciones y actividades, una radio on line y una mediateca; además de un patio exterior para actividades al aire libre.